El objetivo principal es mejorar la eficiencia y rendimiento de los paneles solares mediante la aplicación de técnicas de hidrolimpieza.

Este procedimiento se destaca por su alta eficacia, ya que combina el uso de agua a presión controlada con detergentes no abrasivos. De esta manera, se logra eliminar eficientemente cualquier acumulación de suciedad, polvo, hojas, residuos o excrementos de aves, así como otros contaminantes que puedan reducir la eficiencia de las placas solares.

Empleamos equipos especializados de limpieza y seguimos procedimientos adecuados con el fin de garantizar una limpieza efectiva sin causar daños a las placas.